Pink Floyd parte III: Fama, Fortuna y un puesto en la Historia

Comenzando la años 70, Pink Floyd inicia una nueva etapa, con Roger Waters como líder y con mucha más participación de David Gilmour, quien se convirtió en su voz principal; lanzan el disco “Meddle”, esta producción tenía más coherencia que sus anteriores lanzamientos, probablemente debido a que la agrupación, compuso este álbum en estudio como banda y no a base de improvisaciones.

La pieza central del disco “Echoes”, pasó a ser una estampa de sus conciertos por venir, tenía una duración de 23 minutos, y fue grabada por partes gracias a la nueva tecnología presente en los estudios de grabación, y se acerca mucho al sonido por venir de la banda. Así como la visceral “One of these Days” con su línea de bajo hipnótica y su guitarra slide, que también a perdurado en el tiempo como uno de los clásico indiscutibles de la banda.

El resto de disco fue grabado a la carrera en medio de la gira llevada a cabo por la banda entre 1970 y 1971.

“Meddle” se lanzó el 30 de octubre de 1971 en Estados Unidos y el 13 de noviembre en el Reino Unido. Las reseñas sobre el disco fueron mezcladas. Jean-Charles Costa de la revista Rolling Stone escribió “Meddle” no sólo confirma al guitarrista líder David Gilmour como un baluarte dentro del grupo, sino que también afirma de forma enérgica y precisa que la banda vuelve al camino del crecimiento”, y NME lo llamó “un álbum excepcionalmente bueno”.

A pesar de que en el Reino Unido llegó a alcanzar el puesto número tres de la lista de álbumes más vendidos, la mediocre publicidad por parte de Capitol Records hizo que el álbum vendiese mal en Estados Unidos, sólo llegando al puesto número 70 en las listas.

En 1972, la banda vuelve a trabajar en el cine, en este caso, haciendo la banda sonora de la película francesa “El Valle”, dirigida por Barbet Schroeder, el resultado fue el disco “Obscured By Clouds”.

El proceso de organización fue el mismo que con su anterior proyecto de banda sonora More, Schroeder les dio una edición final de la película, explicó la temática y les indicó dónde iría la música. El estudio de grabación contaba con 16 pistas, lo que Pink Floyd aprovechó para experimentar con ideas musicales y técnicas de grabación. El disco fue compuesto y grabado en solo dos semanas en Francia.

La importancia de esta producción es que sentó las bases de lo que vendría a ser el mítico “The Dark Side Of The Moon”.

El disco fue grabado entre el 23 y 29 de febrero, y 22 y 27 de marzo de 1972 en los estudios Chateau d’Herouville, Francia. Fue editado en LP el 3 de junio de 1972 en Reino Unido, a través de Harvest/EMI; y el 15 de junio en Estados Unidos a través de Harvest/Capitol.

Alcanzó el número 6 en las listas de Reino Unido, y el número 46 en las listas de Estados Unidos. Fue certificado disco de oro en 1994.

En 1986, el álbum fue editado en disco compacto. Una versión digitalmente remasterizada se editó en marzo de 1996 en Reino Unido, y en agosto en Estados Unidos.

Alcanzando la Luna.

7 Discos tendría que editar Pink Floyd antes de alcanzar un puesto en la historia.

Su octavo disco “The Dark Side Of The Moon”, es el producto de una banda madura, liderada por el socialmente inquieto Roger Waters. Este disco conceptual explora las presiones de la sociedad sobre el individuo y su paso a la locura.

Antes de comenzar con este disco, Water había conversado con el resto de la banda sobre la necesidad de tener letras mas directas, el resultado es este maravilloso viaje por la psiquis del hombre moderno.

El álbum comienza y acaba con latidos de corazón; explora la naturaleza de la experiencia del ser humano, “Speak to Me” y “Breathe” juntos hacen énfasis en los elementos mundanos y fútiles de la vida junto con la siempre presente amenaza de la locura y la importancia de vivir cada uno su propia vida.

“On the Run”, un instrumental guiado por sintetizadores, evoca el estrés y la ansiedad que provoca el transporte moderno, en particular el miedo de Wright a volar, llevando la trama de la canción a un aeropuerto.

“Time” se adentra en el modo en el que el paso del tiempo puede controlar la vida de uno y ofrece una vehemente advertencia a quienes desperdician el tiempo agarrándose a los aspectos más mundanos de la vida. A esta canción le sigue el tema del retiro hacia la soledad y el refugio en la canción “Breathe (Reprise)”

La primera parte del álbum termina con «The Great Gig in the Sky», una sentida metáfora sobre la muerte.

La apertura de la segunda cara del disco que a cargo de los sonidos de una caja registradora de “Money” y su critica a la avaricia y el consumismo de la época.

Le sigue “Us and Them”, que habla del etnocentrismo y del conflicto y del uso de dicotomías simples para describir las relaciones personales.

“Brain Damage” trata sobre la enfermedad mental resultante de poner la fama y el éxito por encima de las necesidades de uno mismo. En particular el verso “And if the band you’re in starts playing different tunes” (“y si la banda en la que estás comienza a tocar distintas melodías”) refleja el estado mental del antiguo miembro de la banda Syd Barrett.

El álbum acaba con “Eclipse”, que propugna los conceptos de la alteridad y unidad, a la vez que fuerza al oyente a reconocer los rasgos comunes de los seres humanos.

“The Dark Side Of The Moon”, fue compuesto mientras estaban de gira junto a figuras de la talla de Jimi Hendrix y Janice Joplin, y fue tocado en su totalidad varias veces antes de entrar al estudio de grabación.

El álbum se grabó en los Estudios Abbey Road, en dos sesiones, entre mayo de 1972 y enero de 1973. A la banda se le asignó como jefe técnico a Alan Parsons, que ya había trabajado como asistente de grabación en Atom Heart Mother, y que había ganado experiencia como ingeniero de sonido en los álbumes de The Beatles Abbey Road y Let It Be.

Las sesiones de grabación se llevaron a cabo con las técnicas más sofisticadas de la época. El estudio era capaz de hacer mezclas de dieciséis pistas, cosa que ofrecía un gran nivel de flexibilidad, aunque la banda llegó a usar tantas pistas que para hacerlo posible se tuvieron que hacer segundas copias de las cintas.

Dando comienzo el 1 de junio, la primera pista en grabarse fue “Us and Them”, seguida seis días después por “Money”.

Waters había creado varios efectos de sonido en forma de loops sobre objetos relacionados con el dinero, incluyendo monedas lanzadas dentro de un cuenco.

Estos loops se regrabaron cuando la banda decidió grabar una mezcla cuadrafónica del álbum (Parsons ha expresado su descontento con el resultado de esta mezcla, debido a la falta de tiempo y la falta de grabadoras multipista).

Las siguientes pistas en ser grabadas fueron “Time” y “The Great Gig in the Sky”, seguidas de un descanso de dos meses durante los cuales la banda pasó tiempo con la familia y se preparó para una nueva gira por Estados Unidos.

Las sesiones de grabación sufrieron varias interrupciones; Roger Waters, seguidor del Arsenal F.C., a menudo cortaba las grabaciones para ir a ver jugar a su equipo y a menudo hacían un descanso para ver Monty Python’s Flying Circus en la televisión, dejando a Parsons trabajando con el material disponible.

Al regresar de Estados Unidos en enero de 1973, grabaron “Brain Damage” “Eclipse”, “Any Colour You Like” y “On the Run”, a la vez que afinaban el trabajo que ya tenían hecho de las sesiones previas.

Para cantar en “Brain Damage”, “Eclipse” y “Time” se contrató a cuatro cantantes femeninas, y para tocar el saxofón en “Us and Them” y “Money” se contrató a Dick Parry.

El álbum marcó un antes y un después en lo que a técnicas de grabación se refiere, el uso de sintetizadores, loops, ecos y básicamente todo lo que estaba al alcance de la banda, trazó una línea a seguir por la industria, y el impecable trabajo de ingeniería de audio realizado por Alan Parsons ha perdurado en el tiempo, haciendo al álbum eterno y atemporal.

“The Dark Side of the Moon” es uno de los álbumes más vendidos de todos los tiempos (sin contar compilaciones y bandas sonoras), además de estar entre los 25 álbumes más vendidos de los Estados Unidos.

Aunque sólo permaneció una semana en el primer puesto de las listas estadounidenses, permaneció en la lista Billboard 200 durante 741 semanas (casi 15 años).

El álbum volvió a entrar en las listas del Billboard con la introducción de la lista Top Pop Catalog Albums en mayo de 1991, y ha sido un habitual en la lista desde entonces.

En el Reino Unido es el sexto álbum más vendido de la historia.

En Estados Unidos el LP se lanzó antes de que se comenzaran a entregar discos de platino, cosa que ocurrió el 1 de enero de 1976. Por este motivo, sólo poseía un disco de oro hasta que en febrero de 1990 se certificó platino once veces. El 4 de junio de 1998 la Recording Industry Association of America (RIAA) certificó el álbum 15 veces platino, gracias a los quince millones de discos vendidos en Estados Unidos, haciendo del álbum su trabajo más vendido en el país (The Wall es 23 veces platino, pero los álbumes dobles cuentan doble, por lo que las ventas reales son de 11,5 millones de copias).

“Time” y “Money” siguen recibiendo radiodifusión; en Estados Unidos, en el año 2005, a 20 de abril, “Time” había sido radiada 13.723 veces y “Money” en 13.731 ocasiones.

“Money” vendió bien como sencillo, ya que las fuentes de ventas mundiales sugieren que ha vendido unos 45 millones de copias a nivel mundial.

Se siguen vendiendo entre 8.000 y 9.000 copias semanales del álbum, y en 2002 se vendieron un total de 400.000, convirtiéndolo en el número 200 en ventas de ese año- casi tres décadas después de su lanzamiento.

Según un artículo del Wall Street Journal del 2 de agosto de 2006, a pesar de que el álbum se lanzó en 1973, ha vendido desde 1991 7,7 millones de copias sólo en Estados Unidos y sigue vendiendo aproximadamente 9.600 copias semanales.

Hasta el 2011 sigue ocupando un lugar destacado en la lista Pop Catalogue Chart de Billboard con más de 940 semanas seguidas en lista.

Llegó al puesto número uno cuando se lanzó la edición CD/SACD en 2003, vendiendo 800.000 copias sólo en Estados Unidos.
La semana del 5 de mayo de 2006 The Dark Side of the Moon alcanzó un total combinado de 1.500 semanas entre las listas Billboard 200 y Pop Catalogue.

Se estima que una de cada catorce personas menores de cincuenta años posee o ha poseído una copia del álbum.

Una colaboración de @elchevequebb para @Culturizando

Pink Floyd Parte I: La Psicodelia de Syd Barret
Pink Floyd Parte II: La Experimentación
Pink Floyd Parte III: Fama, Fortuna y un puesto en la Historia

Pink Floyd Parte IV: Nostalgia en la Cima

Culturizando no se hace responsable por las afirmaciones y comentarios expresados por sus columnistas, anunciantes o foristas; y no reflejan necesariamente la opinión de la misma.
Culturizando se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que por su naturaleza sean considerados ofensivos, injuriantes, fuera de la ley o no acordes a la temática tratada.
En ningún momento la publicación de un artículo suministrado por un colaborador, representará algún tipo de relación laboral con Culturizando.

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0