#PalabraCulta: ¿Usas «germanías»?

La palabra germanía puede traducirse del catalán como ‘hermandad’, y proviene de la palabra catalana germà, la cual tiene a su vez etimología en el latín germānus, que significa ‘hermano mayor’.

 

En el antiguo reino de Valencia, España, se empleaba como hermandad o asociación formada por los gremios.

Germanía es definida como: jerga de ladrones y delincuentes, formada por palabras del castellano, a las que se da un significado diferente del que tienen, y por otras voces de distinto origen.

Se asoció a la “jerga de ladrones y rufianes” por la gran cantidad de personas de mala vida que vivían en Valencia en el siglo XVI a consecuencia de las luchas civiles protagonizadas por las germanías –hermandades gremiales en los reinos de Mallorca y Valencia a comienzos del reinado de Carlos I, entre 1520 y 1522-.

En la Literatura española del Siglo de Oro, se pueden encontrar abundantes términos de germanía en las obras de grandes como Miguel de Cervantes Saavedra, Mateo Alemán y de Enero o Francisco de Quevedo.

Algunas palabras que conforman el argot de la germanía son:

  • Afufar: irse huyendo.
  • Albanado: dormido.
  • Bramar: manifestar con voces articuladas o inarticuladas y con extraordinaria violencia la ira de que está poseída.
  • Calcorrear: correr.
  • Cica: bolsa para el dinero.
  • Cuexca: casa.
  • Piltra: cama.
  • Soniche: silencio.
  • Tarafe: dados.

 

 

Diego Mata / Culturizando

Con información de Oxford | Wikipedia | Cervantes virtual