Muere Debbie Reynolds no soportó la muerte de su hija Carrie Fisher

Dic 28, 2016 | Actualidad - Cine - Noticias

La actriz Debbie Reynolds ha muerto un día después del fallecimiento de su hija, la también actriz Carrie Fisher.

Reynolds, de 84 años, sufrió un ataque hemipléjico en casa de su hijo Todd Fisher, en Beverly Hills, California, luego de haber sido hospitalizada en horas de la tarde del miércoles después de que paramédicos fueran llamados de emergencia a la residencia.

“Ella quería estar con Carrie”, dijo Todd Fisher a periodistas en el hospital Cedars-Sinai. “Ahora está con Carrie y todos estamos con el corazón partido”, agregó.

Fisher afirmó que la muerte de su hermana “fue demasiado” para Reynolds.

Reynolds actuó junto a Gene Kelly en el clásico de 1952 Cantando bajo la Lluvia, y fue nominada al Oscar por su papel en el musical La Inconquistable Molly Brown. También fue nominada a un premio Tony por su actuación el musical de Broadway Irene.

En 2015, Debbie Reynolds recibió el Premio Humanitario Jean Hersholt, un Oscar honorario, pero estaba demasiado enferma para asistir a la ceremonia. Su nieta, la actriz Billie Lourd aceptó la estatuilla en su honor. Reynolds también fue reconocida por su compromiso de décadas con varias organizaciones caritativas, incluida Thalians, una organización de salud mental que ella fundó.

Nacida en El Paso, Texas, Mary Frances “Debbie” Reynolds se casó tres veces. Tuvo dos hijos con el cantante Eddie Fisher, quien la dejó por Elizabeth Taylor.

Su hija Carrie Fisher, quien hizo el papel de la princesa Leia en la película original de la trilogía La Guerra de las Galaxias, murió el martes a los 60 años, días después de sufrir una emergencia médica durante un vuelo de Londres a Los Ángeles.

En una entrevista en noviembre en el programa Fresh Air de la radio nacional pública de Estados Unidos (NPR), Carrie Fisher habló de la admiración que sentía por su madre, quien dijo había tenido algunos problemas de salud recientemente.

“Ella es una mujer inmensamente poderosa, y yo admiro mucho a mi madre”, afirmó. “Hay muy pocas mujeres de su generación que trabajaron así, que mantuvieron su carrera toda su vida, criaron sus hijos, tuvieron horribles relaciones, perdieron todo su dinero y luego se recuperaron. Es decir, tuvo una vida increíble, y ella es alguien a quien admiro”, señaló.

Reynolds y Fisher aparecieron juntas en un documental que se estrenó en el Festival de Cannes a principios de año. Bright Lights: Starring Debbie Reynolds and Carrie Fisher se estrenará en HBO a principios de 2017.