Leer para creer: «¡Déjalos comer pastel!»

“Déjalos comer pastel” (“Qu’ils mangent de la brioche”) fue la frase que pronunció la suntuosa reina María Antonieta de Francia cuando le indicaron que el pueblo, hambriento, pedía pan… o al menos eso dice la leyenda.

“Déjalos comer pastel” apareció por primera vez en 1765, cuando María Antonieta tenía tan solo nueve años, en la autobiografía del filósofo Jean-Jacques Rousseau quien se la atribuyó a una “gran princesa”. Rousseau nunca nombró a la gran princesa y muchos historiadores consideran que la anécdota hasta podría ser una invención puesto que su autobiografía no es muy confiable.

Algunos estudiosos creen que el origen de la frase es aun más antiguo y de tierras muy lejanas a Francia. Una antigua anécdota china cuenta que cuando se le dijo al emperador que el pueblo tenía hambre, pues no había arroz, este dijo que le dieran carne.

La frase, usada mucho por los enemigos revolucionarios de la monarquía Borbón en Francia, pretendía demostrar la apatía de la reina hacia el pueblo al ofrecerles un alimento caro y de las fiestas en el palacio a la multitud pobre y hambrienta. A pesar de que muchos se la siguen atribuyendo a la trágica María Antonieta el día de hoy, es más que un hecho que la reina de nacimiento austriaco nunca la dijo.

Por Antonio Frangie
@AntonioFrangie

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0