Enero 10, 2018

La Nota Curiosa: Lo que no sabías sobre los fuegos artificiales

La Nota Curiosa: Lo que no sabías sobre los fuegos artificiales

Hace pocos días culminamos un año y empezamos uno nuevo, durante estas fechas es muy común que la mayoría de las personas se entretengan gastando mucho dinero en fuegos artificiales, haciendo explotar toda clase de cosas y disfrutando de los coloridos proyectiles en los cielos, sobre todo en Navidad y Año Nuevo. Por esta razón es que hoy quiero invitarte a conocer algunos datos curiosos sobre los fuegos artificiales que probablemente no sabías acerca de estos artefactos.

5. Por qué ves primero los colores y luego escuchas la explosión

¿Alguna vez te has preguntado por qué al explotar en los cielos, primero puedes ver los colores y luego escuchar la explosión? Parece curioso hasta que te detienes un segundo a pensarlo, pues es en realidad muy sencillo. La luz tiene una velocidad mucho mayor que la del sonido, por ende, cuando se lanzan fuegos artificiales y explotan, primero puedes ver los brillantes colores resultantes y más tarde el sonido, ya que la luz tarda menos en llegar a tus ojos que el sonido en llegar a tus oídos.

¿Quieres saber un pequeño truco para la próxima? Cuando veas un cohete y observes los colores de la explosión, comienza a contar hasta que escuches el ¡boom! Luego divide ese número entre 3 y tendrás la distancia en km que hay entre tú y la explosión. Para hacerte una idea, si cuentas 3 segundos, eso significa que estás ubicado casi a 1 km de distancia.

4. Sin las ciencias, no habría ni pirotecnia ni fuegos artificiales

Si no fuese por la química, no existiría la pirotecnia y tampoco los brillantes coloridos de los fuegos artificiales, ya que todo se trata de reacciones químicas. Cada artefacto explosivo diseñado para generar esos colores en la explosión cuenta con varios elementos cuidadosamente dispuestos para generar el efecto deseado al reaccionar, como por ejemplo bario para conseguir luminiscencia verde, cobre para la azul, calcio para el anaranjado o sodio para el amarillo.

Después están esos que al explotar parecen un sauce llorón, dejando estelas colgando. Esas estelas se consiguen solo con oro y plata, que se coloca en bajísimas cantidades, aunque lo suficiente como para explicar el precio de esos fuegos artificiales.

3. Pirotecnia festiva

La pirotecnia tiene un especial nexo con las festividades, ya sea durante la Navidad, el Año Nuevo, una fecha patria, un cumpleaños o hasta un partido de fútbol especial, pero siempre con un fin: festejar. La historia se remonta a la Antigua China, donde se inventó la pólvora y los primeros dispositivos pirotécnicos. Hoy, la pirotecnia es sinónimo de festejo, celebración y “alegría”.

2. El mayor festejo con fuegos artificiales de la historia

Siendo tan importantes en los festejos, a lo largo del planeta, todos los años se utilizan enormes cantidades de fuegos artificiales. Entre los que más pirotecnia usan anualmente está EE.UU., algunos países de Europa y China. El récord mundial Guinness en pirotecnia lo tenía EE.UU., hasta hace unos pocos años, pues fue superado por Portugal, cuando en 2006 se lanzaron 66.326 fuegos artificiales en un evento de la Isla de Madeira.

Aún así, Kuwait con el primer lugar, ya que el 10 de noviembre de 2012 se lanzaron 77.282 fuegos artificiales. Fueron 64 minutos de luces y estruendos por doquier, sobre una extensión de 5 km en la costa de la ciudad de Kuwait, que en la fecha celebraba el 50 aniversario de su constitución.

1. Deja muchísimo dinero, también suciedad y heridos

La pirotecnia es un negocio inmenso, lo cual también habla mucho acerca de por qué se lanzan fuegos artificiales al celebrar: es una ostentación económica muy simbólica que perfectamente podría traducirse en algo similar a la quema de dinero para festejar la prosperidad.

Miles de millones de dólares se gastan cada año en fuegos artificiales apenas en unos pocos países, pero entre otras cosas, los residuos químicos de los fuegos artificiales quedan en el aire, caen al suelo o a las aguas, provocando mucha contaminación y suciedad. La enorme mayoría de los propulsores, oxidantes y agentes colorantes, entre otras cosas, siempre son contaminantes.

Además de todo esto, muchísimas personas resultan lastimadas, quemadas, gravemente heridas e incluso muertas por accidentes o mal uso de la pirotecnia. Apenas las bengalas, uno de los dispositivos más simples de la pirotecnia, necesita de 1903° C para funcionar.

Por otra parte están los animales y las mascotas, los cuales por sus sentidos altamente desarrollados, como el de la escucha de los perros, sufren intensamente.

Fuente: Ojo Científico

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0