La historia de los videojuegos

Ene 25, 2017 | Cultura Pop

Los videojuegos se han convertido en un medio cotidiano y accesible para el entretenimiento, e incluso, el aprendizaje. Hoy en día son más aceptados que en el pasado, se ha llegado a comprobar que aquellos que juegan (siempre en los límites de lo razonable) juegos de video poseen mejor concentración, mejores reflejos y otras habilidades. Pero, ¿conocemos realmente la historia de los videojuegos?

• La historia de los videojuegos tiene su origen en la década de 1940 cuando, tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, las potencias vencedoras construyeron las primeras supercomputadoras programables como el ENIAC, de 1946.

• Los primeros intentos por implementar programas de carácter lúdico (inicialmente programas de ajedrez) no tardaron en aparecer, y se fueron repitiendo durante las siguientes décadas.

Te puede interesar: 6 beneficios de los videojuegos

• Ya en 1947 la compañía Dumont había explorado la idea de permitir a los espectadores jugar con sus aparatos de televisión; Thomas Goldsmith y Estle Mann, dos de sus empleados, patentaron su tubo de rayos catódicos, un aparato basado en un simple circuito eléctrico que permitía a los espectadores disparar misiles hacia un objetivo, pero que no llegó a comercializarse jamás.

• Los primeros videojuegos modernos aparecieron en la década de los 60, y desde entonces este mundo no ha parado de crecer y desarrollarse con el único límite que le ha impuesto la creatividad de los desarrolladores y la evolución de la tecnología.

• Pocos años más tarde un ingeniero de origen alemán que acabaría siendo considerado por muchos como el verdadero “padre de los videojuegos domésticos”, tuvo una visión que resultaría crucial en el desarrollo posterior de la industria de los juegos electrónicos: en 1951 Ralph Baer trabajaba como técnico de televisión y, junto a algunos colegas, había recibido el encargo de construir un receptor desde cero. Para comprobar los equipos usaban instrumentos que dibujaban líneas y patrones de colores que los técnicos podían mover a través de la pantalla para ajustarla, y a partir de esa idea Baer se planteó la posibilidad de construir aparatos de televisión que permitiesen algo más que la simple recepción de los programas. Sin embargo el ingeniero mantuvo apartada su idea hasta algunos años más tarde, cuando presentó al mercado su Magnavox Odyssey, la primera consola de videojuegos doméstica de la historia.

• En 1966 Ralph Baer -en ese momento diseñador jefe de Sanders Associates, una empresa que trabajaba para el ejército- reconsideró una idea que había abandonado unos años antes: un dispositivo que, conectado a un simple televisor, permitiese jugar al espectador con su aparato.

• La primera máquina de videojuegos electromecánica a monedas fue construida en 1971 e instalada en junio de 1972 en el Coffe House de Tresidder Union, cerca de la Universidad de Stanford, y allí permaneció con bastante éxito hasta 1979, cuando fue desensamblada y almacenada en una oficina. De 1997 a 2000 fue expuesta en la Universidad de Stanford, y desde entonces se exhibe en el Computer Museum History Center de Mountain View, California.

• En 1972 sale al mercado “Pong” –primer nombre de la consola Atari- que reestructuró por completo el negocio del entretenimiento.

• Y desde la aparición del Atari la diversidad de consolas y videojuegos parece no terminar. Al sol de hoy la historia de los videojuegos continúa escribiéndose.

Foto: Video Juego – Shutterstock