Alejandro Magno, el joven estratega más grande de su tiempo

Jul 21, 2017 | Historia - La Historia De

Alejandro III de Macedonia, más conocido como Alejandro Magno (griego: Μέγας Αλέξανδρος, romanización: Mégas Aléxandros); nació en Pella el 20 ó 21 de julio de 356 a. C. Y murió en Babilonia el 10 ó 13 de junio, de 323 a. C. Fue el rey de Macedonia desde 336 a. C. hasta su muerte.

En su reinado de 13 años, cambió por completo la estructura política y cultural de la zona al conquistar el Imperio Aqueménida y dar inicio a una época de extraordinario progreso e intercambio cultural, en la que lo griego se expandió por los ámbitos mediterráneo y próximoriental.

Es el llamado Período Helenístico (323–30 a. C.) Tanto es así, que sus hazañas le han convertido en un mito y, en algunos momentos, en casi una figura divina, posiblemente por la profunda religiosidad que manifestó a lo largo de su vida.

A continuación te presentamos algunos datos cronológicos sobre la vida y obra de Alejandro Magno.

• Hijo del Rey Filipo II y de la princesa Olimpia, descendiente de la familia real Epirota, con quien mantendrá una relación de amor y odio.

• Adoraba los poemas épicos que le leía su institutriz y allí comienza su admiración por Aquiles, a quien intentó imitar el resto de su vida.

• Fue enviado a Mieza donde obtuvo su formación militar; física en manos de Leónidas I, y, teniendo como tutor a Aristóteles, en filosofía, geografía, zoología, literatura, poesía, retórica, ciencia y medicina. A los 16 años lucha contra lo Tríbalos e Ilirios, además de ejercer interinamente el gobierno mientras su padre sitiaba Bizancio.

• A los 18, al frente de la caballería triunfa contra los Medas en la batalla de Queronea.

• Después del asesinato de Filipo (su padre) en el año 336 a. C. por Pausanias, un capitán de su guardia, Alejandro tomaría las riendas de Macedonia a la edad de 20 años como resultado de una conspiración que es atribuida generalmente a una historia amorosa de Filipo pero que se sospecha pudo ser planeada por Olimpia, madre de Alejandro, o por los persas.

• En el año 334, a los 22 años, inicia la campaña contra Persia, quien fuera el enemigo histórico de Grecia, unida por primera vez. A las orillas del río Granicus, en el Asia Menor, gana la batalla homónima contra las fuerzas persas del rey Darío III, su primer gran victoria, en la que 31.000 macedonios derrotaron a casi 80.000 asiáticos, más la guardia personal de Darío (los “10.000 inmortales”).

• Contrariamente a lo que él creía, su aventura expansionista no recibe el acogimiento de las ciudades griegas sometidas por los persas, como Halicarnaso, dado que bajo el gobierno de éstos poseían una economía floreciente, entre otros factores.

• Llega a otras regiones de Asia donde es recibido como héroe. Luego de pasar por Fenicia y Palestina parte rumbo a Egipto, que le abre sus brazos como a un verdadero libertador. Gobernará este país por un largo periodo, fundando importantes ciudades como Alejandría. Inteligentemente respeta la religión egipcia que había sido vapuleada por Darío, autoproclamándose Faraón.

• Se casó con Barsine, oriental con quien tiene un hijo: Heracles. Tiempo después se casa por cuestiones políticas con Roxana, princesa irania, y tiene otro hijo a quien llamara Alejandro.

• Sin embargo el único amor de Alejandro fue su amigo Hefestión, a quien conoció en la Academia de Mieza, de pequeño.

• La crueldad fue parte de él y sus excesos poco a poco prepararían la pócima que habría de acabar con su vida. Una noche, tras una discusión insignificante, Clieto, su mejor amigo y hermano de Lenice, su institutriz, fue asesinado por Alejandro al ser cuestionado sobre sus métodos.

• Los dos días en que supuestamente lloró encerrado por el hecho, seguramente no hayan lavado la sangre de sus manos. A su regreso a Sussa, “contrae fiebre” y muere a los 32 años de edad.

• En realidad los pormenores de su muerte son motivo de divergencias históricas. Para algunos murió de paludismo o malaria; para otros de leucemia; y para muchos, envenenado por el mismísimo Aristóteles. Lo cierto es que toda Grecia lo veía como un tirano nefasto.

• El imperio que él creo fue el más grande que el mundo había conocido. Fundó más de 60 ciudades.

• Con la misma espada con que cortó el legendario “nudo gordiano”, doblegó a casi toda Asia. Alejandro Magno, intentó domar al mundo como lo hizo con su caballo Bucéfalo, poniéndolo de cara al sol para que no se asustara de su propia sombra; lamentablemente el mundo vio una peor: la de él.

• Al igual que su muerte también es un misterio el lugar donde se encuentran sus restos, aunque la opinión mayoritaria coincide que se trata de Alejandría, donde han concurrido, incluso, personajes como Julio César y Calígula para rendirle honores póstumos.

Foto: Alejandro Magno Shutterstock

  • Me encanta 7
  • Me divierte 0
  • Me asombra 3
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0