La Gripe Española, la peor epidemia de la historia

Cerca de cuarenta millones de personas, murieron por la conocida como «gripe española» entre 1918 y 1919.

Luego del fin de la guerra, un brote epidémico de gripe inusualmente agresiva, empezó a cobrarse la vida de millones de personas en todo el mundo. Pese a que muchos pensaban que era un resfriado común, 28% de ciudadanos de Estados Unidos se vieron infectados, y se registraron unas 675.000 muertes a causa de esta sorpresiva y terrorífica epidemia. Entre un 3% y 6% de la población mundial murió.

Los efectos de esta epidemia de gripe se hicieron sentir principalmente en Estados Unidos y España, donde la expectativa de vida se redujo a un 10%. Su tasa de mortalidad del 2.5%, con respecto a otras influenzas epidémicas, la convertía en potencialmente mortal.

La epidemia de gripe española dio la vuelta al mundo: desde Europa hasta la India, donde la alta tasa de muertes: cincuenta de cada mil personas con influenza, la convirtió en un verdadero azote de la naturaleza. Aunque en ese entonces, no se sabía exactamente cuáles eran los orígenes de esta mortífera epidemia, los recientes avances científicos han indagado al respecto.

En apariencia, la influenza o gripe española de 1918, pudo haber tenido su origen en China, desde donde se diseminó, mutando su estructura de proteínas hasta llegar a Occidente. Recientemente, a principios durante la década de 2000, se reconstruyó genéticamente bajo condiciones controladas de laboratorio, la muestra genética de un soldado norteamericano contagiado con este virus.

Recibió el nombre de gripe española por la gran cantidad de muertos que dejó solamente en España: cerca de 8 millones de personas. Sin embargo, la primera oleada de esta gripe española se dio en Kansas, en 1918, y se recrudecería luego con el invierno.

La peor epidemia de la historia

Literalmente, nadie se salvó de contagiarse de esta mortal influenza. Un cuarto de la población de Estados Unidos y un quinto del resto del mundo, se vieron afectados por este virus. Incluso, el mismo presidente de los Estados Unidos, Woodrow Wilson, se vio afectado por la «gripe española», mientras firmaba el crucial armisticio de Versalles en 1918.

Luego de esta, han venido más epidemias, como la gripe aviar en China o la H1N1 o gripa porcina del 2009, haciendo que el fantasma de la terrible influenza de 1918, retorne. ¿Piensas que podría haber una nueva epidemia mundial?

Con información: Ojo Científico | Foto: Gripe española Shutterstock