Heracleion, la mística ciudad Egipcia que se hundió en el Mar

Heracleion se encuentra en el medio de la línea costera de Egipto, en el Mar Mediterráneo. Su ubicación privilegiada la convirtió en la ciudad más importante del antiguo Egipto, puesto que era el puerto principal de comercio internacional.  Actualmente está sumergida a unos 10 metros bajo el nivel del mar.  Heracleion no tiene nada que ver con Heraklion, la capital de Creta.

La ciudad está llena de impresionantes estatuas de más de 16 pies (4,8 metros) de la diosa egipcia Isis, el dios Hapi, algunos dioses no identificados, animales momificados,  y numerosos restos del templo que inauguró a Cleopatra como Reina del Nilo.

El descubrimiento de la ciudad transformará la forma en la que el mundo ve la vida en el antiguo Egipto. Gracias a todos los hallazgos se podrán crear nuevas hipótesis que ayuden a explicar cómo vivían realmente, desde el punto de vista religioso, económico, político y social.

¿Cuándo la descubrieron?

En el año 2000. La búsqueda fue organizada por arqueólogos submarinos franceses y egipcios liderados por el arqueólogo francés Franck Goddio. El equipo descubrió la ciudad perdida de Thonis-Henacleion, que estaba totalmente sumergida en la bahía de Abukir, en el delta del Nilo, Egipto.

¿Qué es Thonis-Heracleion?

Heracleion es el nombre griego de la antigua ciudad egipcia de Thonis, que debió desaparecer y sumergirse totalmente bajo el agua después de un terrible terremoto que arrasó la región hace más de 1.000 años.

Thonis-Heracleion fue la puerta de acceso principal de Egipto en el primer milenio a.C, mucho antes de la fundación de Alejandría, que hoy en día es la segunda ciudad más importante del país. Todas las embarcaciones que hacían intercambios comerciales con Egipto llegaban por Thonis, era el puerto principal del tráfico internacional y la cuna de las recaudaciones de impuestos.

La colección náutica más antigua del mundo

El descubrimiento de la ciudad por parte del equipo de arqueología subacuática de Goddio, inició un proceso de investigación arqueológica que reúne a los más destacados buzos y submarinistas. Hasta los momentos, el equipo ha encontrado 64 barcos egipcios que datan del siglo II y VIII a.C.

Las embarcaciones se encuentran sumergidas en lodo marítimo en sorprendentes condiciones, casi perfectamente conservadas. Han encontrado más de 700 tipos diferentes de anclas, que amplían los estudios marítimos de los antiguos egipcios y constituyen la colección náutica más antigua y mejor conservada de la historia mundial.

“El hecho de yacer en el fondo de la bahía sin ser tocados por la mano del hombre y protegidos por la arena y el lodo durante siglos ha hecho que los restos estén espectacularmente preservados.”  Explica uno de los directores del grupo arqueológico de la universidad de Oxford.

Un cementerio de barcos

La inmensa cantidad de navíos ubicados en el mismo lugar, inició una serie de hipótesis, una de las cuales infiere que la colección de barcos en realidad representa un cementerio de barcos.

Damian Robinson, el director del Centro de Arqueología Marítima de la Universidad de Oxford explica que: “No debió tratarse de un simple abandono de barcos, sino una forma de bloquear el paso a naves enemigas para que no accedieran a la ciudad portuaria. Aunque la interpretación resulte atractiva, también debemos considerar si estos barcos se hundieron con el fin de reclamar ciertas propiedades.”

Tesoros repartidos

Todos los hallazgos encontrados en la ciudad de Thonis-Heracleion guardan la identidad cultural del antiguo Egipto. Los objetos que suman más de 250 antigüedades (sin tomar en cuenta las embarcaciones), están custodiadas por los especialistas del centro de arqueología submarina de la universidad de Oxford, y fueron divididos entre París y Egipto bajo estrictas condiciones de conservación.

     

Por Mary Villarroel Sneshko | @Vivodesorpresas  | Culturizando

Con información de: NatGeo | DailyMailUk | 

  • Me encanta 1
  • Me divierte 0
  • Me asombra 1
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0