¿Quién fue Hermann Hesse? (+Frases)

Hermann Hesse fue un novelista, escritor, pintor y poeta alemán, nacionalizado suizo, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1946 y convertido en figura de culto.

Hijo de un pastor protestante, Hesse nació el 2 de julio de 1877, en Calw (Selva Negra), Baden-Wurtemberg, Alemania, donde pasó su infancia y los primeros años escolares, hasta 1889.

En 1891 ingresó en el seminario de Maulbronn, que abandonó al año siguiente, dejando constar siempre su rechazo a la educación formal. En 1892, con quince años, Hesse intenta suicidarse, quedando tras esto a cargo de un teólogo y pasando posteriormente por una institución de salud mental.

Completó sus estudios básicos en 1893 y comenzó a trabajar en diversos oficios, primero como mecánico y luego en una librería de Tubingen, especializada en teología, filología y leyes. En 1903 viajó a Italia y en 1911 a la India.

Durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918), Hermann Hesse, de convicciones profundamente pacifistas, se trasladó a Montagnola (Suiza), país donde obtendría la ciudadanía años después, en 1921. Sus opiniones en contra del nazismo le valieron su inclusión en la lista negra nazi en 1943.

En 1946 obtuvo el premio Nobel de Literatura. La obra de Hermann Hesse es en gran parte confesión de su interior, el intento de superar sus crisis personales. Intenta armonizar los valores éticos y estéticos, la sabiduría del Oriente y la del Occidente, con un lenguaje sencillo, fluido y musical y gran capacidad de expresar los más diversos matices del sentimiento.

Desde su muerte, el 9 de agosto de 1962 en Montagnola, Tesino, Suiza, su influencia creció de una manera incomparable en el mundo.

Sus obras más destacadas son:

  • Demian (1919)
  • Peter Camenzind (1904)
  • Siddhartha (1922)
  • El lobo estepario (1927)
  • Narciso y Goldmundo (1930)
  • El juego de los abalorios (1943)

Algunas de las mejores frases de Hermann Hesse

“La vida de cada hombre es un camino hacia sí mismo, el intento de un camino, el esbozo de un sendero”.

“Cuando odiamos a alguien, odiamos en su imagen algo que está dentro de nosotros”.

“Cuando se teme a alguien es porque a ese alguien le hemos concedido poder sobre nosotros”.

“Hay quienes se consideran perfectos, pero es sólo porque exigen menos de sí mismos”.

“La belleza no hace feliz al que la posee, sino a quien puede amarla y adorarla”.

“La divinidad está en ti, no en conceptos o en libros”.

“La felicidad es amor, no otra cosa. El que sabe amar es feliz”.

“La práctica debería ser producto de la reflexión, no al contrario”.

“Lo blando es más fuerte que lo duro; el agua es más fuerte que la roca, el amor es más fuerte que la violencia”.

“No reniego del patriotismo, pero primeramente soy un ser humano, y cuando ambas cosas son incompatibles, siempre le doy la razón al ser humano”.

“Todos llevan consigo, hasta el fin, viscosidades y cáscaras de huevo de un mundo primordial”.

“Hacer versos malos depara más felicidad que leer los versos más bellos”.

  • Me encanta 8
  • Me divierte 1
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0