Extrañas enfermedades: La enfermedad del sueño

Feb 15, 2017 | Extrañas Enfermedades - Salud - Vida

En nuestros días, con algunas píldoras, un simple tratamiento a seguir y algunos días en la cama es suficiente para terminar con numerosas enfermedades. Otras pueden requerir de algunos tratamientos más complejos, una internación o quizás una intervención quirúrgica, así como más tiempo y paciencia. Finalmente, existen otras que aunque se traten con todos estos elementos, no siempre es suficiente, lo cual despierta gran curiosidad y muchas interrogantes en el ambiente médico. Hoy te presentamos una extraña enfermedad: La encefalitis letárgica o enfermedad del sueño.

La encefalitis letárgica es una forma atípica de encefalitis que causó una epidemia entre 1917 y 1928 con millones de muertos en todo el mundo. Los que sobrevivieron quedaron en un estado de semi-inconsciencia del que algunos salieron a finales de los años sesenta por el tratamiento de Oliver Sacks con la droga L-DOPA que se usa para la enfermedad de Parkinson, pero la mejoría duro poco tiempo, como se describe en la película Despertares.

La enfermedad fue descrita por primera vez por el neurólogo Constantin von Economo (1876-1931) en 1917, y  se caracteriza por alta fiebre, dolor cabeza y de garganta, visión doble, respuestas físicas y mentales retardadas, inversión del sueño, catatonia y fatiga. En casos agudos, los pacientes pueden entrar en un estado comatoso (mutismo y akinesia). Los pacientes pueden también experimentar movimientos oculares anormales, parkinsonismo, debilidad en la parte superior del cuerpo, dolor muscular, temblores, rigidez de cuello, y cambios conductuales incluida la psicosis.

A pesar de que no se han registrado casos de la enfermedad del sueño recientemente, fue una epidemia luego de que hubiera pasado ya la gripe española. Las personas comenzaban con un pequeño dolor de garganta y síntomas de gripe, para luego de unos días quedar rígidos como una estatua, con los ojos en blanco, y la boca como si estuvieran gritando.
La mayoría de las personas morían en ese estado, pero probablemente el mayor problema era para quienes se despertaban del letargo y sufrían de problemas de comportamiento durante toda la vida, ya que les era imposible sentir emociones, eran violentos y solían asaltar sexualmente a las personas a su alrededor.

Se desconoce con certeza la causa de la encefalits letárgica. Investigaciones realizadas en 2004 sugieren que la enfermedad se debe a una reacción autoinmune. Una respuesta absolutamente desproporcionada de nuestro organismo contra una enfermedad, que causa mucho más daño que la enfermedad en sí. Según investigaciones británicas, la culpable podría ser una mutación de una bacteria del género estreptococo.

Mientras la variante común solo produciría leves molestias de garganta, la mutada provoca una respuesta equivocada del sistema inmunitario del afectado atacando seriamente al sistema nervioso. La encefalitis letárgica, debido a su naturaleza epidémica, puede en cualquier momento convertirse en una causa común de alteración de la personalidad, debido a la enfermedad del cerebro. Así, en un individuo normal hasta encontes, puede aparecer un comportamiento inmoral, insociable, neurótico o psicótico, debido a la encefalitis. Ello obedece principalmente a la modificación de las fuerzas en virtud de las cuales los seres humanos llegan a ser más o menos civilizados. La enfermedad mental rompe el equilibrio.

En los estudios iniciales de la enfermedad el tratamiento se centra en la estabilización del paciente, que puede presentar gran dificultad. En la fase inicial los esteroides pueden producir mejoría en algunos pacientes, en otros sin embargo la enfermedad avanza progresivamente con evidente daño cerebral parecidos a la enfermedad de Parkinson. El tratamiento en la fase avanzada es sintomático. Levodopa y otras drogas anti-parkinson producen a menudo respuestas dramáticas. Un gran número de pacientes tratados en los años 60 con L-DOPA tuvieron una mejoría de breve duración.

Fuente: Wikipedia | Ojo Cientifico