El curioso origen de la palabra «estafa»

Estafa es una palabra utilizada en castellano desde el siglo XVI. El verbo estafar era propio de la lengua de germanías y significaba “pedir dinero sin intención de devolverlo. Procede del italiano “staffa”, que quiere decir estribo, de donde se formo “staffare”, “sacar el pie del estribo”.

Posiblemente la imagen del jinete que pierde el equilibrio y queda en falso al sacar el pie del apoyo, se comparó con la de la víctima de un engaño a la que se deja en una situación económica comprometida.

El término italiano procedía del longobardo “staffa” -pisada, pie-, de la misma raíz que el inglés “step” -paso-.

Foto: Estribo del caballo Shutterstock

  • Me encanta 1
  • Me divierte 0
  • Me asombra 1
  • Me entristece 0
  • Me enoja 1