El curioso origen de «perder los estribos»

Frase que, según el Diccionario de la Real Academia, significa impacientarse mucho y desbarrar; hablar u obrar fuera de la razón.

Alude al jinete a quien se le salen los pies de los estribos involuntariamente cuando va a caballo. Antiguamente se decía perder los estribos de la paciencia, y así aparece recogida la frase en el Vocabulario del maestro Gonzalo Correas, del primer tercio del S. XVII.

Con información de:  fundacionlengua | Foto: Estribos / Shutterstock