Dumb Ways to Die: Promoviendo la seguridad en los trenes

“Dumb Ways to Die” o “Maneras Estúpidas de morir” fue una campaña desarrollada para resguardar la seguridad de los transeúntes en el Metro de Melbourne en Australia, luego que entre el año 2009 y 2011 los accidentes en las vías fueron en aumento. Fue una campaña diferente que rompió todos los esquemas a los que los usuarios acostumbran, y fue dirigida principalmente a los adolescentes que ignoraban las campañas clásicas de seguridad en el metro.

Fue realizada por John Mescall, director creativo de la empresa McCann Melbourne. Todo surge luego de realizar un estudio en el comportamiento de los usuarios en los andenes y posterior a conversar con los conductores de los trenes. El plan de Mescall era realizar algo que nunca se hubiera hecho y que llegara a todos los jóvenes y escépticos que no respetaban las normas del metro.

El anuncio consiste en una pieza musical pegajosa que muestra 18 maneras estúpidas de morir, seguidos por 3 mensajes relacionados a la seguridad en el metro sobre no pararse en el borde del andén. El video animado que lo acompaña muestra personajes en forma de huevos y de colores pasteles, los cuales son envenenados, explotados, electrocutados o matándose ellos mismos, mientras siguen una melodía agradable con ritmo de canción de cuna.

Mescall calificó la campaña como “humor negro entregado con alegría”, y además reafirmó que no se necesita mucho dinero para hacer cosas buenas. En un principio la campaña solo contó con 200.000 dólares para su creación y su objetivo principal era atraer la atención de los usuarios a través de una cobertura gratuita en los medios tradicionales, por lo que el video solo era mostrado en las estaciones del metro y la canción resonaba dentro de los trenes. A pesar de esto y mientras la campaña avanza la empresa comenzó a crear clips y a compartirlos por Tumblr, luego en 2013 montó el anuncio en Youtube creando enlaces para descargar la canción en Itunes y en menos de nada se había convertido en una anuncio viral compartido por todos.

Dumb Ways To Die fue extendida a todos los medios de comunicación, e incluso crearon una aplicación para teléfonos inteligentes en donde los usuarios que la adquirian debían evitar que los personajes murieran. Existen varias versiones de la campaña e incluso han salido parodias de la misma, ganó cinco premios en los Premios Anuales de Publicidad Internacional en el año 2013, y lo más importante fue que el Metro de Melbourne presentó una disminución en sus accidentes del 32% posterior a la campaña.

Por Maria Gabriela Roa/ @Gabyroab / Culturizando
Con información de: wikipedia.com / abc.es