¿De dónde proviene la lealtad entre caninos y humanos?

Ago 18, 2017 | Animales - Vida

Los perros y los humanos siempre se han caracterizado por ser compañeros de vida, los caninos siempre se han distinguido por ser el mejor amigo del hombre, pero ¿cuál es el verdadero origen de esta amistad? La respuesta se remonta a unos cientos de años atrás cuando los hombres eran primitivos y los perros formaban parte de la familia de los lobos.

La unión entre lobos y humanos primitivos permitió erradicar a una especie rival llamada neandertales. Según un antropólogo estadounidense destacado, los perros tempranos, criados de lobos, desempeñaron un papel crítico en la toma de posesión humana moderna de Europa hace 40.000 años cuando se venció a los habitantes de Neanderthal.

“En ese momento, los humanos modernos, los neanderthales y los lobos eran todos los depredadores superiores y competían para matar a los mamuts y otros herbívoros enormes”, dice el profesor Pat Shipman, de la Universidad Estatal de Pensilvania. “Pero entonces formamos una alianza con el lobo y eso habría sido el fin para el Neanderthal”.

Los humanos modernos formaron una alianza con los lobos poco después de que entraron en Europa, argumenta Shipman. Eso permitió que se domesticaran algunos y se usaran para perseguir a las presas y expulsar a los carnívoros rivales, incluyendo leones y leopardos, que trataran de robar la carne.

Según el estudio realizado los primeros perros de lobo rastreaban y acosaban a sus presas, esto les permitía acorralar a grandes animales pero al momento de cazarlos otros carnívoros se aprovechaban y les robaban el botín.

Por otro lado los humanos primitivos ya tenían lanzas, arcos y flechas que utilizaban para matar a sus presas, aunque perdían demasiada energía tratando de acorralar a sus presas.

Es allí cuando los humanos crean una alianza con los perros de lobo y logran conseguir beneficios para ambos, más alimentos en menos tiempo.

Esto significaba que los perros no necesitaban acercarse a estos grandes animales acorralados para acabar con ellos, mientras que los humanos no tenían que gastar energía en el rastreo y el desgaste de las presas. Los perros lo habrían hecho. Fue una situación en la que todos ganaron.

Una vez unidas sus fuerzas, dominaron la cadena alimentaria en la Europa prehistórica, aunque este éxito tuvo un precio para otras especies. Los primeros neandertales desaparecieron para ser seguidos por leones, mamuts, hienas y bisontes durante los milenios siguientes. Los seres humanos y los perros de caza eran, y siguen siendo, una combinación mortal.

 Por el contrario, no hay evidencia de que los neandertales tuvieran alguna relación con los perros y en su lugar parecen haber seguido cazando mamuts y alces por su cuenta, un método de castigo para adquirir comida. Esto propició su desaparición.

Es así como el perro se convirtió en el más leal de los amigos para el hombre y su alianza sigue siendo duradera a pesar de los años.

 

Por María Gabriela Roa | @gabyroab | Culturizando

Con información de: @pictoline | Theguardian.com

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0