Julio 01, 2018

Un compositor de ópera fue el precursor de los autos ‘todoterreno’

Un compositor de ópera fue el precursor de los autos 'todoterreno'

El compositor italiano de ópera Giacomo Antonio Domenico Michele Secondo Maria Puccini, considerado entre los más grandes, y autor de Tosca, La Boheme, Madama Butterfly y Turandot entre otras era un enamorado de los autos.

En 1901 comenzó su “carrera automovilística” comprando un De Dion Bouton “5 CV” que vio en la Exposición de Milan. En 1903 lo cambió por un Clement Bayard.

A Puccini le encantaba correr, sobre todo cuando disfrutaba de sus vacaciones en su refugio de Torre del Lago a Viareggio o Forte dei Marmi. Fue multado en numerosas ocasiones por la policía de Livorno, siempre por exceso de velocidad.

Por culpa de la velocidad, un día, en la carretera cerca de Vignola, se salió de la vía con su mujer, su hijo, un mecánico y Puccini al volante; todos resultaron ilesos salvo el compositor, que se fracturó una pierna.

En 1905, se compró un Sizaire et Naudin, luego un Isotta Fraschini del tipo “AN 20/30 HP” y algunos Fiat, un “40/60 HP” en 1909 y un “Fiat 501” en 1919. El problema de todos sus autos, según el compositor, es que eran vehículos adecuados para viajes y uso familiar, pero no para su otra gran pasión, la caza.

Y fue la caza lo que hizo que Puccini pidiera a Vincenzo Lancia la realización de un vehículo que pudiera utilizar en terrenos de difícil orografía. Dicho y hecho, tras pocos meses le dieron el que es considerado como el primer todoterreno de Italia, con chapa reforzada y ruedas articuladas y un precio astronómico (35 000 liras de la época) que a Puccini no le importo pagar.

El hecho es que no quedó contento con tal modelo y compró después un “Lancia Trikappa” y un “Lancia Lambda”.

Con el Trikappa, en agosto de 1922, el músico organizó un larguísimo viaje por Europa. Lo hicieron en dos vehículos, el Lancia Trikappa de Puccini y el Fiat 501 de su amigo Angelo Magrini. El itinerario fue: Cutigliano, Verona, Trento, Bolzano, Innsbruck, Múnich, Ingolstadt, Núremberg, Fráncfort, Bonn, Colonia, Ámsterdam, La Haya, Constanza y vuelta a Italia.

El “Lambda” de 1924, fue el último vehículo de Puccini, con el que se trasladó a la estación de Pisa para tomar el tren a Bruselas, donde falleció.

Con información de: erroreshistoricos.com

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0