Curiosas teorías creacionistas: Ymir y la mitología nórdica

En la fascinante mitología de los pueblos nórdicos, el mundo surgió a partir del cadáver de un gigante de nieve o gigante de la escarcha, llamado Ymir (creador de la raza de los gigantes de la escarcha). Muchísimo tiempo atrás, cuando el mundo aún era muy jóven, existían dos grandes regiones: el Muspell y el Niflheim, los cuales estaban separados por el Ginnungagap, un vacío abismal que separaba ambas regiones incluso antes de la creación.

Muspell o Muspelheim se encontraba debajo y era una tierra de fuego, repleta de chispas y de mucho calor. Encima del Muspelheim estaba el Niflheim, que era una gran formación de hielo. Con el tiempo, ese hielo comenzó a derretirse, formando al gigante Ymir (también conocido como Aurgelmir) en el vacío de Ginnungagap. Allí, Ymir dormía profundamente y de vez en cuando se alimentaba del eitr (una sustancia primordial que además creó a la Serpiente de Midgard), mientras el calor del Muspell lo hacía sudar. Desde su sudor se engendró la raza de los gigantes.

Desde su axila izquierda brotó un hombre y una mujer. El hombre, Buri, engendró a Bor y éste, junto a su mujer Bestla, engendraron a Odín, Vili y Ve. El grupo de hermanos terminó por matar a Ymir y con su cráneo, Odín creó el cielo; con su sangre, los mares y océanos; con sus huesos, creó rocas y con su cerebro, nubes. El pelo de Ymir dio lugar a los árboles, formando el nuevo mundo: Midgard.

Alrededor de Midgard también estaba la Jormungand o la serpiente de Midgard, quien era tan grande como para rodear y enroscar todo el planeta, colocando su cola dentro de su boca (como si de un ouroboro se tratase). Desde los restos de Ymir creció un árbol gigante, el Yggdrasil. Sobre sus ramas se apoyó no sólo el mundo, sino el universo entero.

Mientras los hijos de Bor recorrían lo que ahora era el mundo, encontraron dos grandes árboles, desde los cuales crearon a los 2 primeros seres humanos: Ash y Elm. Odín les dio espíritu y la vida. Vili les dio la comprensión y la capacidad del movimiento. Ve les dio ropa y nombres. Éstos fueron los primeros seres humanos que vivieron en el Midgard.

Fuente: Ojo Científico

Culturizando no se hace responsable por las afirmaciones y comentarios expresados por sus columnistas, anunciantes o foristas; y no reflejan necesariamente la opinión de la misma.
Culturizando se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que por su naturaleza sean considerados ofensivos, injuriantes, fuera de la ley o no acordes a la temática tratada.
En ningún momento la publicación de un artículo suministrado por un colaborador, representará algún tipo de relación laboral con Culturizando.