Conoce sobre la app móvil capaz de sustituir las píldoras anticonceptivas

Los métodos anticonceptivos existentes son variados y son capaces de adaptarse a los diferentes gustos y necesidades de hombres y mujeres. Sin embargo, debido a la insatisfacción que tenía con los métodos existentes, una mujer creó con sus propios medios una nueva técnica basada en la temperatura y la tecnología.

Elina Berglund Scherwitz, una física nuclear, que había estado trabajando con el equipo del CERN, desarrolló a través de un complejo análisis matemático y de datos un algoritmo diseñado para ser tan preciso que puede identificar exactamente cuándo una mujer ovula dentro de su ciclo menstrual.

Esto le permitió generar un esquema de los días en que necesitaría usar protección, con un nivel de certeza mucho mayor que otros métodos similares de planificación familiar basados en el “ritmo” natural del ciclo.

Berglund creó un algoritmo que, a partir de la temperatura corporal, permite calcular en qué momento del ciclo menstrual se encuentra la usuaria y estimar así si se encuentra en un día fértil o no. La investigadora cuenta que produjo ese algoritmo para su uso personal, porque quería dejar de tomar píldoras anticonceptivas.

Sin embargo, el resultado de ese trabajo, la ha llevado a crear una aplicación y una empresa que ha bautizado como Natural Cycles que desde sus comienzos ha empezado a producir importantes ingresos.

La aplicación fue lanzada en 2014 y hoy tiene unas 300.000 usuarias que pagan una cantidad mensual o anual por el servicio. En Reino Unido una suscripción de un año cuesta unos US$65, que incluye un termómetro. La compañía atrajo inicialmente una inversión de US$8 millones y hasta ahora ha generado ventas por valor de 6.

Después de varias pruebas clínicas en febrero de 2017 su app se convirtió en el primer aparato del mundo con una base tecnológica que obtiene una certificación formal para su uso como anticonceptivo. Actualmente la empresa promueve el producto como un método “tan eficaz como la píldora”.

La física acepta que la eficacia de su producto depende de que las usuarias se adhieran al detalle a las instrucciones de la aplicación, y por tanto puede que no sea una buena alternativa para todas las mujeres, además, tampoco las protege de enfermedades de transmisión sexual.

A pesar de esto es una aplicación disponible para todo el mundo y que ha causado un importante avance tecnológico en el mundo de la fertilidad, la sexualidad y la protección anticonceptiva. Actualmente su creadora y su esposo pretenden expandirse a más países y crecer como empresa.

 

Por María Gabriela Roa | @gabyroab| Culturizando

Con información de: Elpais.com  |  Bbc.com

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0