Junio 09, 2018

Charles Dickens en 10 datos interesantes y 10 grandes frases

Charles Dickens en 10 datos interesantes y 10 grandes frases

Charles Dickens fue un célebre novelista inglés y es hoy en día, uno de los escritores más reconocidos de la literatura universal. Dickens nació el 7 de febrero de 1812 y falleció un 8 de junio de 1870.

Para recordarlo, te traemos 10 datos interesantes y grandes frases de este genio de las letras.

  1. Nació en una familia pobre, de clase media pero llena de deudas. Desde pequeño le privaron de una buena educación y hasta los nueve años no pudo entrar en una escuela. Como bien se describió él mismo posteriormente, era “un niño muy pequeño y no especialmente cuidado”.

• “Los caminos de la lealtad son siempre rectos.”

2. El padre de Charles derrochaba el dinero sin sentido. Constantemente le llegaban nuevas deudas que se acumulaban y que llevaban a la familia a empeñar todas las posesiones. Hasta tal punto llegó su padre que lo tuvieron que meter en la cárcel por falta de pagos.

• “La caridad comienza en mi casa, y la justicia en la puerta siguiente.”

3. A los doce años, el joven Charles Dickens ya se vio obligado a trabajar. De una forma casi esclava y cobrando apenas unos pocos peniques, consiguió un trabajo en una fábrica de betunes (“Warren’s boot-blacking factory”). Esta etapa marcaría por completo la vida de Charles, sobre todo cuando su familia empezó a recuperarse económicamente: Para su asombro, sus padres decidieron que siguiera trabajando en la fábrica a pesar de que estaban gozando de una buena época.

• “La verdadera grandeza consiste en hacer que todos se sientan grandes.”

4. Una de las grandes aficiones de Charles fue la lectura. Era un apasionado de las novelas picarescas, como las de su escritor favorito Henry Fielding o Tobias Smollett. Entre sus lecturas, se encontraban obras maestras de la literatura, como Robinson Crusoe o Don Quijote de la Mancha.

• “El hombre nunca sabe de lo que es capaz hasta que lo intenta.”

5. Uno de sus mayores sueños fue la actuación, le encantaba interpretar, sobre todo a Shakespeare. Pero, justamente el día que iba a hacer las pruebas para entrar en un teatro, enfermó gravemente de gripe. Sus sueños de ser actor se acabaron allí.

• “Yo nunca habría tenido éxito en la vida si no me hubiera dedicado a las cosas más pequeñas con la misma atención y cuidado que le dediqué a las más grandes.”

6. En sus inicios escribió con el pseudónimo de Boz. Dickens trabajaba gustosamente en un periódico en el que hacía crónicas de lo que pasaba en el parlamento inglés, era un buen empleo para él. Pero, cierto día, un redactor le ofreció trabajar en su periódico para que hiciera crónicas de lo que pasaba en la vida cotidiana del ciudadano medio, querían que Dickens explicara a la verdadera sociedad de la época, querían que explicara a la clase media de la que él había salido. Dickens no se arriesgó a perder su trabajo como cronista del parlamento, pero igualmente deseaba ampliar su carrera y hablar de la sociedad trabajadora. Como resultado, salió el curioso pseudónimo de Boz, con el que firmaba los artículos referentes a la sociedad londinense. De esas crónicas saldría su primer libro, una especie de recopilación de los apuntes de Boz.

• “Cuando lo hayas encontrado, anótalo.”

7. Dickens siempre mostró una gran solidaridad y un gran afán por defender los derechos humanos. Denunció la pena de muerte, defendió la mala situación que vivían los pobres ingleses, y sobre todo se repugnó de la racista esclavitud que existía en los Estados Unidos de su época, quizás porque el trabajo al que eran sometidos los negros esclavos se parecía mucho al trabajo en la fábrica de betunes que tuvo en su infancia. Cabe destacar este punto, ya que tanto en sus novelas como en su vida siempre defendió a los más desfavorecidos, y sobre todo a los esclavos. Como periodista también hizo diversas campañas y críticas sobre la pobreza en Gran Bretaña.

• “Cada fracaso nos enseña algo que necesitamos aprender.”

8. Sus obras fueron ampliamente copiadas y en muchas ocasiones no se respetó su autoría. Por ello, fue un gran defensor de los derechos de autor, los cuales todavía no se respetaban en su tiempo, falta que le ocasionó más de un contratiempo.

• “Hay cuerdas en el corazón humano que sería mejor no hacerlas vibrar.”

9. Cuando Dickens ya era un escritor de renombre y sus obras eran conocidas por el mundo entero, se encontró durante sus viajes en Francia con otro grande de la literatura, Alejandro Dumas. y con Julio Verne, discípulo de Dumas en esos momentos. Esos tres genios de la literatura se encontraron en París, donde mantuvieron una agradable amistad y seguramente intercambiaron todo tipo de ideas e inspiraciones literarias.

• “Cuanto más engorda uno, más prudente se vuelve. Prudencia y barriga son dos cosas que crecen simultáneamente.”

10. En una ocasión, mientras estaba haciendo un viaje en tren, sufrió un grave accidente. Un puente en construcción se destrozó cuando estaba pasando el tren y hasta siete vagones de primera clase cayeron al precipicio, formando numerosos heridos. Por suerte, el vagón de Dickens permaneció intacto y no sufrió ningún daño. El escritor se dedicó a atender y curar enfermos, una horrible visión que reflejaría en algunas de sus novelas.

• “El perro es, generalmente, un animal que jamás se venga del castigo que le aplica su amo.”

Con información de: elbustodepalas

  • Me encanta 4
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0