¿Quién fue Marco Tulio Cicerón? (+Frases)

Marco Tulio Cicerón, en latín Marcus Tullius Cicero, nacido en Arpino, el 3 de enero de 106 a. C. y fallecido en Formia, un 7 de diciembre de 43 a. C., fue un jurista, político, filósofo, escritor y orador romano. Es considerado uno de los más grandes retóricos y estilistas de la prosa en latín de la República romana.

Reconocido universalmente como uno de los más importantes autores de la historia romana, es responsable de la introducción de las más célebres escuelas filosóficas helenas en la literatura republicana, así como de la creación de un vocabulario filosófico en latín. Gran orador y reputado abogado, Cicerón centró toda su atención en su carrera política. Hoy en día es recordado por sus escritos de carácter humanista, filosófico y político. Sus cartas, la mayoría enviadas a Ático, alcanzaron un enorme reconocimiento en la literatura europea por la introducción de un depurado estilo epistolar.

Cornelio Nepote destacó la riqueza ornamental de estas cartas, escritas «acerca de las inclinaciones de los líderes, los vicios de los comandantes y las revoluciones estatales», que transportaban al lector a esa época.

Constituido en uno de los máximos defensores del sistema republicano tradicional, combatió como pudo la dictadura de César. No obstante, durante su propia carrera no dudó en cambiar de postura dependiendo del clima político. Esta indecisión es achacable a su carácter sensible e impresionable, pues era propenso a reaccionar de manera excesiva ante los cambios. El escritor Asinio Polión escribió de él:

¡Ojalá hubiera sido capaz de soportar la prosperidad con mayor autocontrol y la adversidad con mayor fortaleza!

Algunas de las frases más destacadas de Marco Tulio Cicerón

“De hombres es equivocarse; de locos, persistir en el error”

“Esperemos lo que deseamos, pero soportemos lo que acontece”

“Las enemistades silenciosas y ocultas son más terribles que las abiertas y declaradas”

“Nada resulta mas atractivo en un hombre que su cortesía, paciencia y su tolerancia”

“Comamos, bebamos y gocemos: tras la muerte no habrá ningún placer”

“Creo que nada hay difícil para el que ama”

“Cuando mejor es uno, tanto más difícilmente llega a sospechar de la maldad de los otros”

“Cuanto mayor es la dificultad, mayor es la gloria”

“El que sufre tiene memoria”

“El recuerdo del mal pasado es alegre”

“En las horas de peligro es cuando la patria conoce el quilate de sus hijos”

“Este es el primer precepto de la amistad: Pedir a los amigos sólo lo honesto, y sólo lo honesto hacer por ellos”

“La sola idea de que una cosa cruel pueda ser útil es ya de por sí inmoral”

“La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio”

“Mi conciencia tiene para mi más peso que la opinión de todo el mundo”

“Nadie que confía en sí, envidia la virtud del otro”

“Si hacemos el bien por interés, seremos astutos, pero nunca buenos”

“Todas las cosas fingidas caen como flores marchitas, porque ninguna simulación puede durar largo tiempo”

  • Me encanta 3
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 1
  • Me enoja 0