Baño de bacterias para recién nacidos

Mar 09, 2017 | Actualidad - Noticias - Salud - Vida

Todos los seres humanos desde el momento en que nacemos contamos con un microbioma humano, este es el conjunto de bacterias, hongos, virus  y protozoos que habitan dentro de y sobre la superficie de nuestro cuerpo, y cuyo rol es clave para el saludable desarrollo de nuestra vida, muchos han sido los estudios que indican que el microbioma humano comienza su desarrollo en el momento que los bebés pasan por la vagina de sus madres y entran en contacto con las bacterias que allí se encuentran, pero, ¿qué ocurre con los bebés que nacen por cesárea?

Actualmente un estudio pionero en Estados Unidos está poniendo en práctica una técnica que consiste en incubar unas gasas esterilizadas en la vagina de varias madres que iban a dar a luz por cesárea, en el momento que sus bebés nacieron tomaron las gasas y las pasaron por la boca, cara y todo el cuerpo. Tras analizar la evolución de la flora bacteriana la compararon con la de bebés nacidos por parto natural y concluyeron que esta era bastante similar.

“Antes de nacer, los niños se desarrollan en un entorno libre de bacterias. Es al pasar por el tracto vaginal cuando reciben un baño de ellas”, dice el profesor de la Escuela Icahn de Medicina del hospital Monte Sinaí de Nueva York, José Clemente, coautor de esta primera restauración.

“Esta microbiota vaginal constituye el primer inóculo bacteriano que recibe el bebé al pasar por el canal del parto, y nuestra hipótesis es que es fundamental para un desarrollo apropiado del sistema inmune. Esta primera exposición podría tener consecuencias a largo plazo, como sugieren muchos estudios que asocian parto por cesárea con riesgo de enfermedades inmunes”, plantea Clemente.

“Esto es un estudio piloto que se hace para determinar si un método es seguro y factible, que es precisamente lo que hemos probado en este artículo”, destaca Clemente.

Los investigadores aseguran que aún falta mucho por investigar pero que en algún momento esta técnica podría llegarse a implementar de forma habitual y así evitar el desarrollo de enfermedades inmunológicas y metabólicas en los recién nacidos.

Por Maria Gabriela Roa / @Gabyroab / Culturizando
Con información de: el pais.com/ noticiasdelaciencia.com | Foto: Bebe / Shutterstock