El balance correcto entre ejercicio y dieta

Mar 17, 2017 | Bienestar - Nutrición - Vida

Por @FullMusculo | Inspirulina |

Consumir la cantidad de calorías que necesitas por día es lo que debes hacer cada vez que comiences una dieta. Por supuesto debe ser menor que la que quemas en el gimnasio para que pierdas kilos y también medidas. No es una tarea fácil, pero lo debes conseguir.

Conseguir el balance correcto entre el ejercicio y la dieta es el deber ser. Lo primero que debes hacer es ir a un especialista para que te recomiende una dieta ideal. Depende de tu gasto calórico. Cuáles son tus valores. No todo el mundo puede seguir el mismo tipo de régimen, ya que cada persona tiene un cuerpo distinto.

 

Luego a la hora de ir al gimnasio también debes tener un instructor. De esta manera harás las repeticiones que necesitas y definirán los ejercicios que te harán bajar de peso y también tonificar tu figura. O si tu objetivo es aumentar tus músculos también lo hará. Dependerá de qué es lo que quieres lograr. Para ello hay rutinas bien específicas.

Lo es todo

El ejercicio y la dieta deben ir de la mano siempre. No importa cuál sea tu objetivo. Si quieres bajar de peso debes consumir menos calorías que la que quemas en tu día a día. Mientras que si quieres tener unos músculos bien definidos debes irte por una dieta en la que las proteínas y los carbohidratos son los que deben mandar.

Si no te alimentas bien o de la manera correcta no habrá una rutina de ejercicios que te haga efecto. Es por ello que siempre debes ir a los especialistas para que te diseñen lo que necesitas. De esta manera podrás tener una alimentación correcta, que es definida como la que necesita cada persona de acuerdo a sus necesidades.

Sin privaciones

Hay muchas creencias que para bajar de peso solo tienes que dejar de comer grasas o dejar los carbohidratos. Pero lo cierto es que el organismo necesita a todos los grupos alimenticios para poder funcionar. Solo debe haber un equilibrio entre cada una las comidas que tengas. Si a ello le sumas los entrenos, aún más.

Comer hasta seis veces al día, con las meriendas y ajustarla de acuerdo a tu rutina de ejercicios es lo que debes hacer. Por ejemplo debes comer siempre antes y después de ejercitarte. No nos podemos olvidar de la hidratación. Siempre debe estar presente. Consumir agua regularmente es muy importante.

Controlar lo que comes siempre debes hacerlo. No puedes exigirte al máximo en el gimnasio si no tienes la energía necesaria para poder afrontarlo. Por ello es tan importante tener un buen balance.

Por @FullMusculo | Inspirulina.com | @Inspirulina | Foto: Pareja en el GYM / Shutterstock