El arte de la guerra en los deportes

Abr 17, 2017 | Deportes

El arte de la guerra, es un libro sobre tácticas y estrategias militares, escrito por Sun Tzu, un famoso estratega militar chino. El libro es usado también para ayudar a empresarios a mejorar en sus negocios. En este artículo lo usaremos desde el ángulo deportivo y veremos como nos podría ayudar de esta manera, empecemos.

“El arte de la guerra se basa en el engaño. Por lo tanto, cuando es capaz de atacar, ha de aparentar incapacidad; cuando las tropas se mueven, aparentar inactividad. Si está cerca del enemigo, ha de hacerle creer que está lejos; si está lejos, aparentar que se está cerca.”

En el deporte, las apariencias pueden ser trabajadas mediante el lenguaje no verbal. Un buen competidor debe de mostrarse firme e invariable sea cual sea su estado anímico o físico.

Especialmente en los deportes de duelo individual, como el tenis, el deportista no debe mostrarse irritable ante el fracaso al perder un punto o abatido cuando sus fuerzas empiecen a flaquear. El engaño al que Sun Tzu  se refiere, en el deporte se aplica a camuflar nuestras emociones y debilidades en los momentos más comprometidos de la competición.

Tomemos en cuenta al legendario boxeador Muhammad Ali, quien siempre se mostró confiado antes de los combates llegando al punto de ser considerado fanfarrón, pero como ser humano que era, sería lógico que hasta él se sintiera inseguro antes de algunas de sus peleas.

 

“Lo más importante es la victoria y no la persistencia. Esta última no es beneficiosa. Un ejército es como el fuego: si no lo apagas, se consumirá por sí mismo.”

No es un misterio para nadie, que los periodos de descanso y los procesos regenerativos se encuentran en todas las planificaciones deportivas, estos porque son necesario para asegurar el rendimiento óptimo en el momento deseado. La relación entre horas de práctica y éxito no es directamente proporcional; parafraseando a Sun Tzu la persistencia no asegura la victoria. El entrenamiento invisible, como el descanso, la alimentación y la desconexión mantendrán el fuego apagado para que arda con más fuerza en el momento de la batalla.

 

“Cuando las órdenes se dan de manera clara, sencilla y consecuente a las tropas, éstas las aceptan. Cuando las órdenes son confusas, contradictorias y cambiantes las tropas no las aceptan o no las entienden. Cuando las órdenes son razonables, justas, sencillas, claras y consecuentes, existe una satisfacción recíproca entre el líder y el grupo.”

Ésta va dirigida hacia los educadores, entrenadores y líderes. Una comunicación efectiva es aquella que genera confianza, respeto y motivación. Para liderar de manera efectiva, es necesario adaptar el lenguaje a las características de los deportistas, escoger un mensaje claro y directo y transmitir seguridad usando un tono firme. La satisfacción recíproca entre líder y el grupo propiciará el ambiente adecuado para el aprendizaje, el rendimiento y el éxito.

 

“Prohíbe los augurios para evitar las dudas”

Cuando se refiere a augurios, está hablando sobre esos pensamientos que puede aparecer durante una competición, ya sea previo o durante ella, que afectarían de manera negativa el rendimiento. Pensamientos como “es imposible que ganemos ese partido”, “por mucho que me esfuerce nunca seré el mejor”, “son mucho mejores que yo”, son solo algunos ejemplos. Hay que tratar de combatir dichas creencias y relativizar la competición: en el deporte todo es posible y podemos perder y ganar sea cual sea el adversario, esto se ha demostrado muchas más veces de las que se puede contar con las manos, muchas.

 

“Si conoces a los demás y te conoces a ti mismo, ni en cien batallas correrás peligro; si no conoces a los demás, pero te conoces a ti mismo, perderás una batalla y ganarás otra; si no conoces a los demás ni te conoces a ti mismo, correrás peligro en cada batalla.”

Tenemos que conocer a fondo nuestras fortalezas para mantenerlas y nuestras debilidades para mejorarlas, pero también es importante conocer las fortalezas del rival para neutralizarlas y sus debilidades para atacarlas.

Por Fernando Zerpa | Culturizando

Con información de: miqui-citiusaltiusfortius | wikipedia | Foto: Wikimedia

 

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0