Afortunadamente todo en la vida pasa…

Ago 03, 2017 | Actualidad - Bienestar - Opinión - Vida

Por Christopher Barquero | Life Coach @ChrisBarquero |

El otro día me preguntaba una periodista que cuáles son los pasos para lograr el éxito. Debemos empezar analizando que el éxito es un término diferente para cada quien —ya que para algunos es lograr determinada posición social, profesional o económica, para otros es obtener logros materiales como una casa, un determinado auto, para otros será tener una familia, una pareja, cierta marca de ropa, viajes, mientras que para otros éxito es tener salud, y así cientos de significados según cada quien (en mi caso particular, éxito es lograr el plan de Dios para con mi vida.)

Sin embargo, sea cual sea el significado de éxito para cada quien, todo tenemos que tener algo muy claro: la oportunidad para alcanzar sueños y lograr metas es para todos, no hay gente especial, en realidad todos lo somos, tenemos todo para lograr lo que deseamos, la diferencia entre quien obtiene el éxito y quien no, es simplemente que hay quienes están decididos a lograrlo y dejan de lado las preocupaciones ante los obstáculos, dificultades y situaciones que la vida les presenta.

Es fácil ir por la vida preocupándonos por el futuro, porque nuestros sueños han tomado mucho tiempo y no llegan, porque fracasamos en algo, porque algo hicimos mal, porque una relación sentimental no funcionó, porque no hemos logrado cierta posición laboral o el trabajo que deseamos, porque nos quedamos sin trabajo, porque la salud se ha deteriorado o inesperadamente llega una enfermedad supuestamente terminal, porque enfrentamos dificultades económicas o no logramos salir de nuestras deudas. Sin embargo, he aprendido que en vez de estarme quejando, revisando lo que no es y por qué no ha sucedido lo que deseo, lo que hay que saber siempre es que sea cual sea la situación que estemos enfrentando, eso también va pasar. En un abrir y cerrar de ojos, la vida, Dios , la energía, la luz, la fuerza, el universo, te pone a las personas necesarias para llegar adonde deseas, te abre las puertas justas hacia tu sueño y te pone en el lugar que deseas.

Siempre la gente me dice: “perdí un cliente, perdí mi trabajo, esto no me está saliendo como yo quisiera, me tuve que divorciar, no gozo ya de cierta situación económica” y demás. La actitud ante estas y otras situaciones debe ser: esto también va a pasar y voy a lograr lo que deseo. Cuando tenemos esta actitud de tomar las cosas sabiendo que vamos a salir de lo que está ocurriendo y no enfocándonos en lo malo, nos quitamos un peso encima y volvemos a tener empuje, nos sentimos animados para dar pasos para seguir avanzando para buscar posibles caminos, alternativas, para llegar nuestras metas, encontrar soluciones a lo que de pronto si nos enfrascamos en lo negativo no lo vamos a ver, no lo vamos encontrar.

No importa si estamos arriba o abajo, si hemos llegado a la cima estamos a la mitad o de pronto caímos, todo está bien y es posible salir, lo que te esté sucediendo simplemente es parte del trayecto de la vida para poder alcanzar lo que deseamos.

Como bien dicen, no le digas a Dios cuán grandes son tus problemas, dile a tus problemas cuán grande es tu Dios. Si tenemos fe, si nos mantenemos de pie a pesar de que nada nos dé una señal que la situación va cambiar, que la salud va mejorar, que vamos a superar esa ruptura amorosa, que vamos encontrar un trabajo o de que la prosperidad económica va a llegar, a pesar de que no haya ninguna señal, si nos mantenemos en fe, todo va ser más fácil. De fijo vamos a llegar a nuestro objetivo más rápido que si nos enfrascamos en tener pensamientos negativos, en darle capacidad para que esos pensamientos alojen emociones y sentimientos negativos que nos va llevar a tomar decisiones incorrectas y en estar declarando con nuestras palabras situaciones todavía más negativas.

Para lograr el éxito y alcanzar metas es necesario tener la claridad de que lo que estamos viviendo es una situación y no define el resto de nuestra vida.

Ten claro algo: no podemos alcanzar nuestro destino, nuestra meta, sin personas que nos pongan obstáculos, sin situaciones que nos van hacer la vida complicada o de cuadritos, sin obstáculos por superar, el punto es la actitud que uno tiene a la hora de enfrentar cada una esas situaciones, obstáculos e impedimentos que surgen inesperadamente y que son normales, porque si todo fuera fácil, el juego de la vida lo obtendríamos en los primeros años de vida y cuál sería el chiste de los años por venir, al haber alcanzado o tenerlo todo.

Ahora tú dirás: cuando las cosas están en contra de nosotros es difícil de pronto pensar que todo está bien, que todo va a pasar, que esto está pasando para algo y que todo va estar bien pero es ahí donde debemos de tener la disciplina y la constancia de controlar nuestros pensamientos, lo que declaramos con nuestra boca y lo que asumimos, lo que elegimos creer, para poder avanzar de una manera menos estresada hacia nuestros objetivos.

Sin entrar en situaciones de religión es muy sencillo: el enemigo no estaría atacándonos si no supiera que hay un gran plan para nosotros al cruzar y sortear todos esos obstáculos. Tener oposición es señal de que hay algo muy grande para nosotros, está en nosotros tomar el valor el coraje y la disposición para mantenernos y alcanzarlo. La mayoría de las veces enfrentamos desafíos no porque hacemos las cosas mal, sino porque las estamos haciendo bien y vamos a marcar una diferencia, vamos a lograr lo que deseamos, pero los enfrentamos para ver si nos devolvemos, nos quedamos ahí, nos rendimos o simplemente abandonamos nuestro camino y nos damos por vencidos.

Puedes estar luchando con alguna situación, enfrentando una enfermedad, teniendo a alguien que te está haciendo la vida imposible en tu trabajo o en tu vida, de pronto en una situación de divorcio que jamás esperaste, o hasta con la pena de que alguien cercano partió de este mundo; quizás el dinero no te alcanza o lo que sea, la cosa es que tú puedes salir de eso, porque eso que te está sucediendo, como muchas otras cosas en tu vida, también pasará.

No debes concentrarte en él no puedo, relájate y disfruta de tu vida. NO te frustres, no le des cabida a la preocupación, entiende que si hay situaciones que pasan es porque cada vez, estás más cerca de lo que deseas, que lo bueno es que ya falta menos para ese “algún día”, esa debe ser tu actitud.

Cada vez de que estés triste, cada vez que usted esté tentado a frustrarse, deprimirse, sentirse triste, preocuparse por lo que está sucediendo, simplemente sonría y recuerde que todo está bien, que esto también pasará.

Y recuerda: ¡a sonreír, agradecer y abrazar tu vida!

¡Gracias por existir, compartir y estar!

Christopher Barquero | Twitter: @ChrisBarquero | Facebook: Chris Barquero | Instagram: @ChrisBarquero

Christopher Barquero es periodista, productor y conductor de televisión costarricense radicado en México. Trabaja para la cadena Televisa y es colaborador de CNN. También dirige su propia agencia de relaciones públicas y mercadeo. Christopher es Life Coach, dedicado a impartir sesiones de Life Coach, Coach Ejecutivo y Empresarial. Es ferviente seguidor de las filosofías para el desarrollo, crecimiento personal y espiritual del ser humano, así como todo lo relacionado con la inteligencia emocional, autoayuda, meditación, metafísica, alimentación, ejercicio, programación neurolingüística,  aplicación mental, kabbalah y yoga. Actualmente escribe su primer libro, una guía para el bienestar emocional, físico y espiritual.

 

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0